El triunfo de Trump ha disparado la preocupación por las noticias falsas. La ciencia ya ha encontrado al culpable: el sesgo de confirmación

Origen: ELMUNDO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.